martes, 11 de noviembre de 2008


1 comentario:

algodemar dijo...

Parece que haces una radiografia del alma de la gente cuando disparas tu cámara. Los sentimentos de la muchacha se ven en sus pupilas.